En Zoko Madrid nos chirría el hule

Queremos compartir con la tribu un hecho: nos chirría el hule. Para que sepas de qué va esto, has tenido que comer o cenar en las mesas que quedan justo al lado del ventanal de la cocina de Zoko Madrid, el cual se suele cubrir con una cortina de tela completamente opaca parecida a esos hules que usamos para proteger las mesas de nuestras casas. Pues bien, ese hule, ya sea al subirlo o al bajarlo, ¡¡chirría!! ¡¡y mucho!!

Es tirar de él y sonar ese ‘quejío’ grave que pone en evidencia la falta de lubricante. Por ello, desde aquí damos nuestra palabra de zokoinómanos de que engrasaremos el hule lo antes posible. Aunque por otro lado echaremos de menos la risilla que provoca entre comensales y trabajadores. ¡Precisamente en la imperfección está la grandeza!

Os esperamos para comer Atún Salvaje con tapones puestos. ¡Hasta pronto!